Mi tierra sabe a RECONOCIMIENTO

La cocina como motivo de encuentro es el eje de los platos incluidos en esta sección; un encuentro entendido principalmente en términos poblacionales y geográficos, como una oportunidad para establecer conversaciones entre espacios y lugares distantes

En algunos casos las recetas y relatos buscan impulsar el reconocimiento de regiones, comunidades y gastronomías poco visibles, en territorios que han estado históricamente aislados del desarrollo. Algunos de estos espacios han resultado marginalizados por la incidencia de las dinámicas del conflicto armado. Otros son lugares de habitación de comunidades étnicas, cuyas tradiciones culturales y gastronómicas son desconocidas por la mayoría.

La cocina aparece, así, como una forma de reivindicación, como un llamado de los y las jóvenes al reconocimiento de su “tierra” y para que la imagen del país que se tiene y difunde se amplíe e incluya su diversidad. Para otros y otras, principalmente quienes provienen de las ciudades o las regiones más centrales, el encuentro parte justamente de la conciencia y comprensión de que su “tierra” va más allá de lo conocido y de lo cotidiano, y de que el sabor de lo propio pasa por establecer nuevas formas de integrar las gastronomías visibles con aquellas que han estado ocultas. Finalmente hay también historias que apuntan a utilizar las recetas como herramientas para unir productos y preparaciones que, a pesar de ser referentes comunes para los colombianos, no han encontrado puntos de encuentro ni de reconocimiento mutuo.