ALBÓNDIGAS ENCOCADAS

"Quiero mostrar la mejor comida que se prepara en mi familia: el hogado hecho por mi abuela con las cebollas largas y tomates que se cultivan en la finca"

  1. Moler la carne de res y la carne de cerdo cruda con ajo y cebolla larga hasta obtener una masa pareja. Realizar albóndigas de 30 g aproximadamente. Poner en el refrigerador por lo menos una hora. Retirarlas y saltearlas en 2 cucharadas soperas de aceite a temperatura alta. Una vez doradas se retiran del fuego y se reservan, después se terminarán de cocer en la salsa
  2. Pelar el plátano, las papas y la arracacha y cortar en trozos grandes. En abundante agua caliente, cocinar las papas, cuando ya estén blandas se agrega el plátano hasta que esté totalmente cocido, se retiran del agua y se reservan. Rallar la arracacha, y poner en un sartén caliente pequeñas moneditas de esta preparación para obtener unas de galletas de arracacha
  3. Hacer cortes superficiales en forma de cruz en el tomate, llevarlos a agua hirviendo por 20 segundos, para quitarles la piel. Mientras tanto, poner en un sartén caliente dos cucharadas de aceite, cebolla y ajo finamente picados, revolver constantemente, cuidando que no se queme. Cuando la cebolla empiece a caramelizarse agregar el tomate pelado y cortado en trozos grandes, tapar y bajar la temperatura al mínimo para cocinar la mezcla durante 15 minutos. Pasado el tiempo, retirar del fuego, licuar y tamizar la preparación. Llevar de nuevo al fuego con el comino, la sal y la pimienta durante 4 o 5 minutos, agregar la leche de coco. Mezclar hasta que hierva y agregar las albóndigas selladas para que se terminen de cocer. Servir las albóndigas con los vegetales acompañados de la salsa.